Natalia

El acompañamiento con Berta ha sido medicina para el Alma. Gracias por todos los momentos de incertidumbre donde me has enseñado volver a ese espacio dentro de mi donde nace toda la sabiduría. En un espacio seguro y lleno de amor y compresión de forma natural siempre me he sentido acogida, respetada y vista. Tus preguntas abiertas, tu intuición, creatividad, experiencia personal y el contacto con la naturaleza han sido y siguen siendo regalos que me llevo con migo para siempre. Gracias preciosa. Te recomiendo 100%.