Abismos

Sólo por hoy.

Me permito ser abismo

observo

lo que es

danzo

 profunda y terrenal.

Soy

 belleza,

roca,

 noche

pájaro-mar.

Solo por hoy

observo mi ritmo.

 

animal-4900724_1920

Berta Torres Gascón

Psicóloga Especialista en Terapia Duelo Barcelona

Observa

Observa

que aparece hoy

en el horizonte

de la mente y el cuerpo.

Observa

la lucha,

el cambio,

la belleza…

Hoy te invito a

cavalgar

tu respiración

y

sus flores.

bush-4781627_1920

Presencia

Que en el día de hoy

podamos

abrazar lo que es,

dentro y fuera.

Agradeciendo

el regalo

de respirar,

de tocar,

de observar,

de vivir,

de crear nuestra vida.

 

Berta Torres Gascón

Psicóloga a Terapia Duelo Barcelona

Especialista en Duelo

Naturaleza

Algo empuja…

Siente el impulso

atravesar el umbral

hacia un nuevo lugar.

Continuar leyendo “Naturaleza”

La Soledad

La soledad
es un recurso muy valioso
que vamos descubriendo
al crecer.

La sol-edad
es encontrar el sol
en nuestra propia presencia.

Crear y abrir espacio
donde ser y sentir.

A veces nos cuesta mirar hacia dentro.

A veces nos da miedo sentir y abrir.

En nuestra sol-edad
hay un espacio disponible
donde habitarse.

A veces a través del encuentro
de lo humano,
empezamos a darnos cuenta
del sol que nos ilumina
desde nuestro interior.

cropped-dscf06451.jpg

Berta Torres Gascón

Psicóloga especialista en Duelo y Crisis existenciales.

Terapia Duelo Barcelona

¿Porqué a mi?

Tanto en las sesiones individuales como en los grupos de terapia de duelo, una y otra vez emerge esta pregunta a veces directamente y otras se puede percibir en el discurso o lenguaje corporal.

¿Porqué a mi?

No hay una respuesta a esta pregunta… Las cosas suceden todo el tiempo y a veces nos suceden. No podemos imaginar o anticipar como una situación devastadora va a cambiar nuestra vida.

Lo que sí podemos sentir es que va a ser de una manera total y radical. La vida no se repite es pura creatividad. No hay dos días iguales, dos flores iguales, dos tu iguales a lo largo del día de hoy.

Cuando sucede un hecho irreversible y doloroso nuestra mente intenta volver una y otra vez al mismo escenario antes del desenlace, intentando imaginar qué podría haber dicho o hecho para evitar ese desenlace…

Observa lo sucedido, abre tu mente y tu corazón a la perdida, exprésate crea espacio y siente… se paciente contigo mismo, contigo misma…

La persona que eras ya no está, toca acompañarte para descubrir y observar la persona que va a emerger. La transformación es total y eso nos asusta, ¿quién soy sin…?

En mis sesiones de terapia individual abrimos espacios para sentir, crear e investigar, donde cuidar de ti a través de la belleza para que vayas descubriendo quien eres en sus infinitas facetas.

¿Porqué a mi?

Tan solo observa y respira…

whelk-2867882_1280

Berta Torres Gascón

Psicóloga a Terapia Duelo

La impermanencia

flower-3876195_1280Los finales y los cambios están presentes en nuestra vida, incesantemente.

Así como las olas del mar golpean la playa en su devenir.

Continuar leyendo “La impermanencia”

Vivir sin ti

Vivir sin ti ahora es un imposible tan doloroso que no puedo pensar en nada más.

Vivir sin ti ahora se convierte en un verdadero pantano de lodo.

Vivir sin ti ahora abre en mi una tristeza infinita.

Vivir sin ti ahora me parece asfixiante.

Vivir sin ti, ahora…

IMG_8936

Y en algún lugar de nosotros y nosotras la semilla brota y crece en ese Vivir sin ti.

Y ya no volveremos a ser las mismas ni los mismos. Y ahora delante de nosotros se abre el abismo, ¿y ahora qué? la parálisis nos habita, cuando todo es: vacío, muerte y dolor. Vivimos sin vivir.

No existen recetas que nos curen mágicamente y nos hagan aceptar la muerte de un ser querido sin: el dolor, la lucha, la pérdida, el vacío, la soledad… que conllevan los finales. Cuando se acaba una relación, ante la muerte de un ser querido o en una crisis vital nada de lo aprendido nos sirve, porqué estamos ante lo desconocido. Cada uno y cada una deberá recorrer su propio sendero, sus abismos y paisajes interiores desarrollando paso a paso recursos y raíces para sostenerse.

Y ese es mi oficio, acompañarte a encontrar un sentido en tu abismo, en la oscuridad de tu dolor y tu tristeza. De caminar junto a ti.

Ofrezco sesiones individuales de Terapia de Duelo en Barcelona. Para más información o para contactar conmigo aquí.

 

 

 

No puedo seguir como antes

En la consulta aparece mucho esta afirmación:

algo ha cambiado en mi, no puedo seguir como antes.

No veo la vida de la misma manera.

Cuando ha terminado una relación, un trabajo, una pareja o ha muerto un familiar o amigo muy querido por nosotras/nosotros, la vida deja de ser como era.

2

Inevitablemente nuestra visión de nuestro entorno (relaciones, trabajo, ocio) y en nuestro interior va a transformarse completamente. Nos encontramos en el inicio de un proceso de: crisis, una situación totalmente nueva que va a requerir poner en marcha nuevos recursos.

El paso del tiempo también va cambiar, es completamente subjetivo el tiempo que vamos a necesitar para realizar nuestro proceso. Las demás personas de nuestro entorno parecieran vivir a otra velocidad. Amigos e intereses van a desaparecer.

Todo este movimiento forma parte del duelo que nos va a llevar a transformarnos completamente a integrar los cambios internos y externos, derivados de la perdida que necesitamos incorporar para volver a vivir sin lo que antes daba sentido a nuestras vidas.

En mi consulta te acompaño a transitar tus paisajes internos únicos de luces y sombras, con delicadeza y escucha, paso a paso redescubriéndote y resignificando la mirada sobre ti mismo/misma y lo sucedido.

 

Y como decía Walt Whitman:

No permitas que 

la vida 

te pase a ti

sin que la vivas.

Te invito a iniciar un proceso terapéutico profundo conmigo.

Para más información y reservas: berta@terapiaduelo.es – 647113811.

Las raíces del sufrimiento

Las raíces del sufrimiento se arraigan profundamente en el mundo en el que vivimos. Nuestro mundo interior y el exterior, son uno, así como los márgenes del camino son una sola senda. El sufrimiento reaparece como las malas hierbas que vuelven a crecer en nuestro corazón y que con atención, paciencia y amor vamos limpiando.

Es esencial cuidar nuestro jardín interior, sembrando las acciones y los pensamientos que queramos cosechar. Es importante darnos cuenta la importancia de cuidarnos en situaciones dónde la muerte o lo finales están presentes, pues nos sentimos profundamente solos y vulnerables. Son unos momentos tremendamente frágiles y dolorosos, dónde fácilmente podemos quedarnos atrapados/as en la tristeza y el dolor, promoviendo que el sufrimiento se instale en nuestra vida.

La tristeza, la soledad y el vacío son inevitables cuando muere un ser querido/a, las nubes de la tristeza, rabia, soledad van y vienen, descargan como la lluvia en el mar. Emociones que al expresarse nos ayudan a descargar nuestras tensiones internas.

El sufrimiento es evitable, es una elección. Son el fruto que cosechamos con los actos y pensamientos que decidimos ‘alimentar’ en nuestro día a día.

¿Cómo podemos ayudarnos a salir del pantano del sufrimiento estéril?

¿Cómo salir de ese círculo vicioso negativo?

¿Crees que eres una víctima indefensa e impotente?

¿Mejoraría tu mundo si bajaras al corazón y empezarás a limpiar esas malas hierbas?

¿Cómo bajar a nuestro corazón?

120818_cementerio ingleses_011-1

Te ofrezco un espacio donde parar y encontrar el camino a tu corazón. Para concretar una cita aquí

 

Volviendo a Ítaca

Hoy me gustaría contar una historia que planta sus raíces en la experiencia humana. Una historia que ha sido repetida en miles de novelas. De como la vida, en su infinita paciencia y sabiduría, tiene su manera única de llevarnos de nuevo a casa. A esa ‘Ítaca’ donde Penélope (alma) teje un tapiz que luego deshace esperando nuestra llegada.

Diseño sin título

No importa cuantas épocas hayan transcurrido, ni cuantas personas hayan realizado o iniciado ese regreso, este viaje es siempre el mismo. Salir de nosotros mismos, salir al mundo perdernos, naufragar, experimentar la vida y de esa perdida volver al hogar a nuestra esencia.

En mi experiencia personal y también en mi trabajo he sido testigo – acompañante de esas idas y retornos.

El dolor abre una misteriosa puerta a las profundidades abismales del alma, donde la muerte trabaja mano a mano con la vida, aunque la mayoría de veces nos cueste lágrimas de sangre aceptar su solitario trabajo.

12246604_10153255160326033_7470847219734370059_n

Cada ser humano tiene una historia de pérdidas y cada una de ellas es un hilo que nos une con lo esencial. Bajo los dominios de la muerte, la vida se queda desnuda como los árboles en invierno.

Y es bajo esa nueva luz que nos desnuda y desanuda que todo se ve claramente; la belleza o la crueldad, la brutalidad y dolor, la tristeza o el vacío… Nos quedamos al desnudo sin adornos caducos que se desprendieron de nuestras ramas y murieron.

Solo hace falta encender la televisión, youtube, leer una revista o salir a la calle con miles de carteles publicitarios para ver lo muy identificados que estamos como sociedad con lo superficial, la imagen y lo aparente.

Gastamos miles y miles de euros en: ropa, maquillaje, peluquería, joyería, coches, bolsos… Creamos un personaje a la moda y feliz. Al adquirir todo aquello que nos aseguran nos dará la felicidad, se olvidan de decirnos que es una pseudofelicidad efímera y vacía. Vivimos largo tiempo en ese carrusel ilusorio de felicidad enfrascada, anunciada por el modelo o influencer de moda… Con subidas y bajadas.

Y en ocasiones cuándo el ciclo vital así lo decide y algo muy querido ya sea una relación, un trabajo, la muerte de un familiar…termina. Y aquello que antes servía y me llenaba a momentos, se vuelve totalmente vacío, seco y sin sentido. Entonces despiertas… te miras y miras con nuevos ojos.

12274554_10207347652985289_3530665366177975332_n

Nada externo ha cambiado, el cambio viene de adentro.

Y es gracias a esa llamada que podemos realmente bucear hacia dentro, dirigiendo nuestra energía hacia nuestro corazón. Sintiendo nuestra fragilidad, incomprensión y dolor.

Abrazando la desnuda y exótica belleza de la flor caótica que nos trae esa pérdida, escuchamos esa íntima llamada de regreso a nuestro centro.

Ese dolor que nos da la oportunidad de volver a nuestra ‘Ítaca’, de sintonizarnos con nuestro interior. De amarnos sin tanto maquillaje, sin tantos artificios…

Y la muerte se convierte entonces en una compañera sabia que nos ayuda a vernos desnudos.  Su mirada nos obliga a contactar con lo nuevo y doloroso.

Y este viaje es infinito, en cada sagrada ida y venida en su constante ‘ola’. Futuras olas del desarrollo humano que nacen y mueren en el océano-mar de la consciencia.

Muchos peligros acecharan nuestros pasos de vida-muerte-vida. Y nos podrán quitar todo pero el descubrimiento esencial es la eterna-alma. Compañera eterna. Vela de nuestro barco. Y de eso va esta historia de reencontrar en infinitas formas el tesoro oculto que trae cada pérdida, cada muerte y cada final.

¿Te atreves a bucear conmigo? Te ofrezco un espacio donde contactar contigo y acompañarte en tu desarrollo humano a través de tu proceso de duelo. Para concertar una cita presiona aquí