Crisis y Cura

Observar la naturaleza y sus ritmos, el día y la noche, las mareas, los ciclos solares con sus solsticios y los lunares con las diferentes fases de la luna. Nos hablan de un tempo que rige la vida, fases de ascenso y descenso.

A menudo la vida en las ciudades y su ritmo constante, nos desconectan de nuestros tiempos de actividad y descanso.

¿Cómo te relacionas con el ritmo de actividad y descanso?

share_tempory

Normalmente algo externo, trabajo, familia, pareja, escuela… marca nuestro ritmo. Frecuentemente no escuchamos nuestra propio movimiento y vamos siguiendo el movimiento que marcan desde fuera.

Ello conlleva un desgaste emocional, mental, físico y psicológico, seamos más o menos conscientes de ello.

Y si en algún momento algo se para, el cuerpo o la vida nos para… Podríamos sentir el miedo, la angustia de parar y no hacer. Sentir el vacío que muchas veces llenamos haciendo.

¿Te ha pasado alguna vez? A mí sí.

En las sesiones individuales y en los grupos, acompaño a través de propuestas encaminadas a reconectar con la sabiduría reside en la escucha de tu propio ritmo, al volver a escucharte y a sentirte.

Con escucha y sensibilidad vamos traspasando las capas de miedo, ansiedad, creencias, dolor, sufrimiento… para encontrarte de nuevo amorosamente a ti y a tu sabiduría.

El día 22 de junio del 2020 abrimos un espacio vivencial online donde parar y escuchar, un lugar donde también podrás explorar algunos de los personajes que nos habitan.

Este es un viaje de 3 meses donde a través de un maravilloso libro de cuentos, Mujeres que corren con los lobos de Clarissa Pinkola Estés, adquiriremos valiosos aprendizajes y herramientas. A través de la psicología y el arte.

Un espacio donde donde ser, sentir y explorar tu mundo de sueños, anhelos, deseos, ilusiones, perdidas y ganancias.

Un espacio en sintonía con tu propia naturaleza, que respeta tus ritmos y escucha tus necesidades. Y a la vez un espacio que se nutre del grupo y las personas que comparten este proceso contigo. Un regalo poder crear este espacio circular dónde nutrirnos y descansar.

Crisis y Cura

Si sientes la llamada a participar en este maravilloso grupo, escríbeme a:

berta@terapiaduelo.es

+34647113811

El arte de VIVIR las crisis

Nuestra existencia es compleja y contradictoria, en continuo movimiento, viva y llena de contrastes.

Hoy te propongo apreciar el desafío y la belleza de estar vivos y vivas.

Flores

La vida trae cambios y las transformaciones externas e internas que nos pulsan, a nivel individual y colectivo.

Ahora podemos cuidar la creación más importante, nuestra vida, al nutrirla va despertando del letargo y nos invita a ocuparnos de lo esencial.

VIVIR

en vez de

sobrevivir.

Volver a la naturaleza que nos habita, a observar y sentir sus ritmos. Volvernos sensibles a lo pequeño y sencillo al hogar interno y externo, mantener prendida nuestra luz.

Rem

Identificar los automatismos, practicar la paciencia y aceptación de los ritmos vitales. Estamos en evolución constante, aprendemos a través de cada intento, al ir hilando el tapiz de nuestra vida.

Desatar las excusas y tejernos de cuidado, plantando las semillas (ideas, proyectos, sentires) que queremos ver florecer en nuestro jardín interior. Poner amor y atención a lo que hacemos, incluso al sacar las malas hierbas de nuestro jardín interno. Día a día desarrollar el arte de amarnos profundamente con nuestros mares en calma y abismos.

Amarse es un arte, requiere sensibilidad, atención y práctica constante.

Amarse significa mirase, desconocerse y reconocerse, como un latido constante, donde redescubrir la belleza y ser transformados a través del arte de VIVIR.

Abrir ventanas a nuestro interior, descorrer las cortinas.

Interrogarse y navegarse.

Aunque a menudo no tengamos las respuestas, no desanimarse, seguir  jugando, experimentando, creando, viviendo…

Tal vez lo que buscamos, también nos busque.

Tal vez el tesoro, está escondido dentro de cada ser.

A menudo, no vemos aquello que tenemos delante.

Lo damos por hecho desde la mirada de lo conocido.

La perdida nos conecta con la vulnerabilidad y la inocencia.

Es como miramos y vernos por primera vez.

Abriéndonos a una nueva intimidad.

berta

Hoy te invito a abrir un espacio de observación, exploración y conexión.

Hoy abro un espacio de agradecimiento y reconocimiento. Te agradezco que estés leyendo este texto y formes parte de él.

Agradezco que haya seres humanos valientes que buscan encontrarse, conocerse, perdonarse y amarse a través de su camino de vida.

Agradezco poder acompañar personas en sus procesos de desarrollo. A todas y cada una que habéis compartido tramos de vida en estos 10 años de práctica ya sea en la consulta y/o acudiendo a las charlas.

Agradezco vuestra valentía y compromiso al mirar hacia dentro y conectar con la vida y el duelo y las crisis existenciales. Y por la belleza que se desprende al vivir desde la propia verdad, sintiendo y expresando, floreciendo y compartiendo.

Hoy sigo abriendo un espacio de conciencia y desarrollo humano de encuentro, en tiempos de crisis y duelo, un lugar donde contactar el amor, la creatividad y la sabiduría que nos habita.

De momento la vida propone un nuevo reto de hacerlo online, espero que a su debido tiempo, podamos volver a encontrarnos también presencialmente.

Hasta entonces, si así lo sientes, estoy encantada de caminar contigo acompañándote, aquí y ahora, exactamente donde estás.

Si deseas más información o reservar tu sesión de terapia individual puedes hacerlo aquí: contacto