RespirAR(TE)

Vivir implica atravesar paisajes humanos, paisajes de sentires fuera y dentro.

Vivir es un viaje profundamente subjetivo en el que, a su vez, compartimos con otras subjetividades.

La complejidad de la vida, que se traza desde nuestro nacimiento, en nuestro desarrollo continuo, vamos aprendiendo a diferenciarnos del otro/otra buscando un equilibrio entre contacto retirada ese otro/otra, de esa vida que palpita, nos atraviesa y se expresa en su biodiversidad de sentires, miradas, formas.

Muchas veces, vivimos con miedo lo distinto, como si el acto de que algo fuera ajeno a nuestro sentir o pensar, fuera una amenaza.

Y en ese miedo a lo distinto, todo nuestro cuerpo se ve afectado. Me gustaría en el día de hoy ofrecerte una herramienta básica para acompañarte, tu respiración, elemento clave para contactar con nuestro cuerpo y transitar las emociones. Bien usada se convierte en una brújula desde donde guiarnos y acompañarnos.

La respiración algo tan básico y esencial, a nuestra disposición. La respiración nos abre a la vida y a la vez nos lleva hacia nuestro interior. Dos movimiento aparentemente antagónicos permiten la vida. Esos movimientos se concatenan incesantemente, inhalación y exhalación, y en ese equilibrio vivimos. Sin alguno de estos dos movimientos desaparece la vida dejaría de existir.

¿Cómo respiras en tu día a día?

Te invito a poner atención a tu respiración, en este momento, ¿tu vientre está relajado y tranquilo?, ¿talvez se tensa? ¿cómo es la respiración: superficial, profunda?

¿Influye si tu respiración es profunda o superficial en tu estado físico y emocional?

Respirar/te se convierte en arte, una sabiduría que se va desplegando a través de la experiencia y la atención a este movimiento, como la ola en el océano que viene y va.

Al practicar y poner consciencia recuperamos de manera natural la sabiduría de nuestro cuerpo que sabe como respirar. Podemos abrir espacios donde respirar amorosamente lo que nos sucede, sin juicios, si hay miedo, tristeza, alegría, incertidumbre, dolor, angustia…

Esa respiración que conecta nuestro pecho a nuestro bajo vientre receptáculo de nuestras emociones allí esperan ser sentidas, al respirar abrimos caminos conscientes para conectar con lo que hay. Tememos respirar por miedo a sentir dolor y es justamente eso lo que nos bloquea, en esas situaciones acabamos explotando al no poder contener por más tiempo.

Normalmente explotamos con las personas que más amamos o más confianza tenemos. Padres, hermanos, parejas… Acumulamos situaciones de frustración, dolor y angustia de las que no expresamos en el momento, creando inconscientemente una bomba emocional, que suele explotar en el peor momento y de manera muy destructiva para uno/una misma y para el otro/otra.

Todos y todas tenemos mecanismos evitativos para sentir y expresar ciertas emociones porqué nos producen dolor, desasosiego, incomodidad, incertidumbre… En mi experiencia es cuando nos abrimos a sentir a través de la respiración abrazando lo que hay y a expresarnos una vez la emoción ha hecho su ciclo, que encontramos los tesoros ocultos bajo esas emociones.

Hoy te propongo empezar a caminar con eso que te incomoda, a respirarlo, a verlo, sin juicio desde donde puedas hoy. Y si necesitas ser acompañada o acompañado, puedes ponerte en contacto conmigo aquí.

Actualmente ofrezco sesiones de piscoterapia individuales online y presenciales en Barcelona. Y una vez al mes un espacio grupal presencial de duelo y desarrollo humano. Para más información del próximo grupo aquí.

Duelo y desarrollo humano

¿Y ahora qué?

De repente algo en el camino se resquebraja, desaparece… ¿cómo seguir? tantas emociones y dolor… ¿Y ahora qué? Toca volver a lo esencial construyendo nuestra vida a nuestra medida, a nuestro ritmo… ¿Y cómo hacerlo?

Comparto contigo que a lo largo de mi proceso vital y su devenir, me he dado cuenta que la vida y la muerte forman parte del mismo latido. Y que su combinación es lo que nos permite evolucionar y desarrollarnos.

Y sí, duele perder algo o alguien que ha formado parte de nuestra vida y ha significado tanto y a la vez, con cada pérdida aparece una oportunidad de un encuentro más profundo con una misma, con uno mismo. Y cada vacío nos lleva, si lo permitimos, a una vida con más sentido en constante evolución.

Crecer, desarrollarse y evolucionar trae consigo dolor, es importante dar espacio y honrar ese dolor, está aquí para ayudarnos a adaptarnos a la nueva situación.

Y como nos cuesta dar espacio y confiar que las lágrimas, la tristeza y la soledad algún día desaparecerán…

Si permanecemos fieles a nosotras mismas, si permitimos que todo aquello que emerge de la presente situación fluya, te aseguro que pasará… El bloqueo sucede de no permitir que emerja lo que hay, sin querer controlar el proceso a través de nuestras creencias.

No es fácil sostener y permitir este proceso, porqué muy probablemente no lo hemos recibido y aprendido.

Yo me acompaño, te acompaño desde mi propia experiencia en continua evolución que continua a día de hoy. Ofreciendo y sosteniendo espacios de contención psicológica, creatividad, compasión y escucha, sin juicios.

Un espacio que te permite aprender a ser tu misma, tu mismo quién pueda ir aprendiendo a sostenerse, a permitirse sentir como siente, expresarse como uno está, escucharse en lo que emerge…

Sesión a sesión creciendo, evolucionando, desarrollando nuestra humanidad, imperfecta, cambiante, incierta, viva, en continuo cambio y transformación.

Vivir sin ti

Vivir sin ti ahora es un imposible tan doloroso que no puedo pensar en nada más.

Vivir sin ti ahora se convierte en un verdadero pantano de lodo.

Vivir sin ti ahora abre en mi una tristeza infinita.

Vivir sin ti ahora me parece asfixiante.

Vivir sin ti, ahora…

IMG_8936

Y en algún lugar de nosotros y nosotras la semilla brota y crece en ese Vivir sin ti.

Y ya no volveremos a ser las mismas ni los mismos. Y ahora delante de nosotros se abre el abismo, ¿y ahora qué? la parálisis nos habita, cuando todo es: vacío, muerte y dolor. Vivimos sin vivir.

No existen recetas que nos curen mágicamente y nos hagan aceptar la muerte de un ser querido sin: el dolor, la lucha, la pérdida, el vacío, la soledad… que conllevan los finales. Cuando se acaba una relación, ante la muerte de un ser querido o en una crisis vital nada de lo aprendido nos sirve, porqué estamos ante lo desconocido. Cada uno y cada una deberá recorrer su propio sendero, sus abismos y paisajes interiores desarrollando paso a paso recursos y raíces para sostenerse.

Y ese es mi oficio, acompañarte a encontrar un sentido en tu abismo, en la oscuridad de tu dolor y tu tristeza. De caminar junto a ti.

Ofrezco sesiones individuales de Terapia de Duelo en Barcelona. Para más información o para contactar conmigo aquí.

 

 

 

Volver a vivir

Al perder algo o alguien con el que teníamos un fuerte vínculo, una parte de nosotros también muere. Ya no volveremos a ser los mismos. Miramos extrañados a nuestra vida y nada vuelve a ser igual. ¿Cómo continuar a partir de ese momento? Es un momento extremadamente delicado y nos sentimos confundidos, perdidos y con una profunda sensación de vacío, soledad y tristeza que se ha instalado en lo más profundo de nosotros por un tiempo.

Cada duelo tiene su tempo y ritmo propios y no hay dos duelos iguales, en cada cual o en una misma persona. Cada corazón procesa la pérdida a su manera, el respeto, la empatía y la escucha son elementos claves en estos momentos.

Respeto, empatía y escucha hacía tu propio proceso lleno de subidas y bajadas. De momentos de tristeza y serenidad, de rabia y de incapacidad de aceptar, de paz y aceptación… Sí todo se va sucediendo como las olas del mar.

A veces somos incapaces de conectar y expresar estos sentimientos. Y ellos aparecen disfrazados de síntomas: ansiedad, insomnio, contracturas, tensiones, dolor de cabeza, irritabilidad, hipersensibilidad y sensación de irrealidad…

Tan solo nos queda una opción renacer de nuevo a la vida. Y lo hacemos respiración a respiración. Lágrima a lágrima. Tristeza a rabia. Y en cada momento nos acompañamos como podemos, viajamos a través de un proceso doble, la muerte de nuestro ser querido y la muerte de una parte de nosotros. A veces necesitamos ayuda para transitar durante un tiempo el camino acompañados. Si es tu caso y necesitas ese acompañamiento sigue leyendo…

15875334_289366338132624_7921586699788485175_o

:: SESIÓN DE PRUEBA GRATUITA ::

Durante este mes de febrero del 2018 ofrezco una sesión gratuita para aquellos que aún no conocen mi trabajo sobre el duelo.

Esta sesión está enfocada para personas que quieran profundizar en experiencias de pérdida a través del autoconocimiento y obtener herramientas para mejorar su vida.

Las sesiones que ofrezco actúan directamente en la conexión entre: la mente, las emociones y el cuerpo; el hilo conductor es la autoexpresión a través de la creatividad: el arte, la música y la voz. Una de las claves es entender que aquello que nos provoca dolor o rechazo ante la perdida forma parte de nosotros y no es algo que debamos acallar o eliminar. En realidad, ese conflicto o situación dolorosa nos está invitando a vivir con más harmonía nuestra vida y a descubrir nuevas facetas y habilidades. A través de las sesiones de manera orgánica y respetuosa contigo, iremos profundizando hasta llegar al origen del desequilibro, dónde tendremos la oportunidad de ser transformados.

Para reservar la cita escríbeme al tlf. 647113811 o escribe un mensaje a través de esta página web:
www.terapiaduelo.es

Ilutstración: Pilar Mena©

 

¿Porqué la muerte nos asusta tanto?

Todos sabemos que algún día moriremos, aún así…

12472534_10153457047071033_7746069821528570297_n Continuar leyendo “¿Porqué la muerte nos asusta tanto?”

Aprender a vivir después de la muerte de un ser querido

¿Cómo seguir después de la muerte de un ser querido?

web_0683

Continuar leyendo “Aprender a vivir después de la muerte de un ser querido”

Transitando el dolor

120818_playa_029

La vida resulta un lugar extraño, cambiante y lleno de retos. Alegrías y tristezas dibujan el horizonte de un nuevo día. ¿Cuán extraviados nos sentimos sin la compañía y el contacto con aquellas personas que formaron parte de nuestra vida?

Y junto con la tristeza transitamos el dolor… el dolor de vivir de nuevo, el dolor de tocar con el silencio, con el vacío… ¿Podemos descansar en una nueva manera de relacionarnos con su pérdida?¿Podré dejar de llorar cuando piense en él? ¿Desaparecerá ese dolor agudo y sordo en el pecho?¿Podré volver a descansar?

Preguntas y más preguntas se acumulan y las respuestas parecen no llegar o ser absurdas.

Quizás hoy, tal vez ahora podamos sentir nuestra pérdida y escuchar sus matices, sin intentar analizarla, edulcorarla o anestesiarla. Como el oyente atento y sensible a las variaciones de la más conmovedora pieza jamás escuchada. La tuya, esa pieza que hila con: tu tristeza, tu dolor y tus recuerdos se van arremolinando en tu piel y explotan en tu pecho.

No hay nada que hacer, simplemente sentir y escuchar el movimiento cambiante de nuestro ser.